Investigación revela cuatro razones por las cuales las personas "ya no quieren ir a la iglesia"

miércoles 30 de octubre de 2013 - 12:02 p.m. 943
Ads Relacionados

Thom y Joani Schultz, se dedican a realizar estudios sobre cómo ayudar a las iglesias para que se vuelvan más fuertes. Ellos hace años escribieron un libro llamado: ¿Por qué no se aprende mucho en la iglesia?.

Investigación revela cuatro razones por las cuales las personas ya no quieren ir a la iglesia

Los autores Thom y Joani Schultz, se dedican a realizar estudios constantes sobre cómo ayudar a las iglesias para que se vuelvan más fuertes. Ellos afirman ser consultores, hace años escribieron un libro llamado: “Why Nobody Learns Much of Anything in Church Anymore” [¿Por qué no se aprende mucho en la iglesia]. Ellos aseguran que han sido muy afectados después de una encuesta llevada a cabo por ellos indicando que:

- 12% recuerda el contenido del sermón del día anterior.
- El 90% dicen que piensan en otras cosas durante el sermón.
- 33% piensa que los sermones se dilatan “demasiado tiempo”.
- 11% de los hombres y el 5% de las mujeres afirman que el sermón dominical es la principal forma de cómo aprenden acerca de Dios.

Su nuevo libro, “¿Por qué nadie quiere ir más a la iglesia?” [Why Nobody Wants to Go to Church Anymore], promete ser igual de controversial al igual que en el primero, sin embargo, los líderes cristianos afirman que la Iglesia no es un esfuerzo puramente humano y por lo tanto los resultados no se puede aceptar sin ser cuestionados.

El hecho es que en muchos países históricamente cristianos, principalmente en Europa y los EE.UU., la frecuencia de cultos disminuye cada año. Cada vez más, hay bancos vacíos los domingos. Muchos templos han terminado cerrándose por la falta de miembros y ahora están siendo vendidos para ser utilizados como almacenes o para convertirse en un mezquita para los musulmanes principalmente en Europa.

En el libro publicado este mes, los autores tratan de ofrecer algunas respuestas, sobre todo “cuatro posibles soluciones” al problema. Thom Schultz y su esposa dicen que algunas de las causas están relacionadas con las tendencias sociales y culturales, pero para él, el problema se puede identificar en todo el mundo, especialmente entre los jóvenes.

Schultz, dijo que es un tema complejo porque la cultura actual como nunca cuestiona las creencias y el estilo de vida de los cristianos. También afirma que la gente no quiere simplemente ser ministrada en un sistema de comunicación unidireccional, ya que están acostumbrados a ser parte de un debate constante en las redes sociales.

Los cuatro aspectos principales de su estudio son:

1) La gente se siente juzgada en la iglesia. Como solución, propone “la hospitalidad radical. Esto significa aceptar a la persona tal como es, pero sin estar de acuerdo con lo que hace. “Esto no es más que un enfoque similar al que Cristo usaba”, dice.

2) La falta de diálogo con respecto a la educación. Para Schultz, es necesario tener una “conversación sin miedo”, lo que significa considerar los diferentes puntos de vista, en lugar de simplemente ofrecer conversaciones con el asunto ya decidido. “La gente quiere participar en la conversación sobre la fe”, por lo que se alienta a las iglesias a que sean más abiertos a escuchar opiniones.

3) Para la mayoría de los no creyentes, “los cristianos son hipócritas”. Y esta percepción sólo aumenta los casos de escándalos financieros y sexuales en algunos medios de comunicación. Por lo tanto, el autor está pidiendo “la verdadera humildad”. Sostiene que las iglesias no deban estar por encima de estos problemas sin ofrecer soluciones y demostrar en la práctica que esto es una generalización.

4) Un gran número de críticos están argumentando que Dios está distante o muerto. Y que por eso el mundo está en este estado actual. Schultz, cree que las iglesias tienen que sintonizar sus mensajes en la persona de Dios. “Muchas iglesias han olvidado de hablar de Dios, hablan sólo de lo que hizo en los tiempos bíblicos”, dice.

El énfasis excesivo en los beneficios materiales que la fe puede traer también contribuye para que las personas pierdan de vista de elementos como la gracia y el pecado, y se convierta su relación con Dios como un mero intercambio de ofertas de bendiciones.

El Centro de Investigación Pew sobre Religión y Vida Pública, llevó a cabo un estudio demográfico global en la mayoría de los países del mundo. La investigación incluyó el análisis de las estadísticas y las tendencias para las próximas décadas. Una de sus principales conclusiones es el rápido crecimiento de “ninguna religión”, especialmente en los países antiguamente cristianos.

Ellos ya son el tercer grupo “religioso” en el mundo, detrás de los cristianos y los musulmanes. Aproximadamente una de cada seis personas en el mundo (16,3%) afirma ser “sin religión”. La mayoría de ellos dijo que a pesar de sus creencias particulares, no se identifica con ninguna religión “oficial”.

Schultz, cree que esta tendencia se puede revertir si las iglesias son más relevantes en los mensajes, especialmente si el posicionamiento bíblicamente sobre temas como la desigualdad social, el cuidado del medio ambiente, y tantas otras “preguntas que todo el mundo está haciendo”.

El autor menciona que la homosexualidad es un ejemplo de un tema que se aborda con rapidez por los pastores, que se olvidan de que hay muchos otros tipos de inmoralidad que no parece verse.

“Yo creo que la iglesia puede crecer de nuevo”, dijo, señalando que es necesario cambiar el método, no el mensaje.


Comparte con tus amigos esta noticia por el Facebook