Danilo Montero lanza nuevo sencillo "Mi Dios Es Refugio"

viernes 17 de enero de 2014 - 01:30 p.m. 908
Ads Relacionados

Desprendiéndose como segundo sencillo promocional de su más reciente producción discográfica en vivo "La carta perfecta", Danilo Montero presenta el tema de adoración congregacional "Mi Dios es refugio".

Danilo Montero lanza nuevo sencillo Mi Dios Es Refugio
Síguenos en Facebook

Desprendiéndose como segundo sencillo promocional de su más reciente producción discográfica en vivo «La carta perfecta», Danilo Montero presenta el tema de adoración congregacional «Mi Dios es refugio»; un poderoso canto de proclamación, que se enfoca en revelar que Jesucristo es el único camino de salvación y confianza eterna, dispuesto brindar siempre seguridad y protección divina.

El tema, compuesto por Coalo Zamorano —productor de «La carta perfecta»— en colaboración con Job González y arreglado por el reconocido músico Roberto Prado, está basado en Salmos 9:9, «El Señor es un refugio para los oprimidos, un lugar seguro en tiempos difíciles» (NTV). Su letra declara la confianza del hijo de Dios en la protección y cómo dicha seguridad proporciona paz, descanso y dirección incluso en medio de las circunstancias difíciles de la vida.

De acuerdo a Job González —hoy día el director de alabanza de la Iglesia Lakewood, en la que Danilo Montero es pastor de la congregación hispana— lo que lo movió a escribir este tema fue el sentir del ser humano —golpeado por la realidad de la vida y en medio del dolor, la aflicción o el caos— al encontrar refugio y seguridad en Dios. «Yo quería que esa melodía fuera la oración y el cantar del adorador», comparte. Fue en el estudio con Coalo Zamorano donde la idea original de la canción tomó forma definitiva. «Puedo decir de que Dios nos dio ese espacio para que pudiéramos escribir esta canción como oración y fortaleza para el creyente», afirma Job González, que también participa haciendo coros en el álbum, junto con Eunice Rodríguez y Mayra Álvarez.

«La carta perfecta» es el álbum número 18 en la carrera discográfica del salmista costarricense. Es una producción que se puede describir como «de mensaje», pues a lo largo de todas sus canciones, las letras van revelando a Jesucristo —el Verbo— como la forma gráfica de los pensamientos y sentimientos de Dios hacia el hombre.


Comparte con tus amigos esta noticia por el Facebook